MemoryCard.


︎ Branding + Editorial
︎ Trabajo final de grado, diseño gráfico (EASD Valencia)
︎ Enero - Mayo 2014


MemoryCard es el nombre que recibe el proyecto —y la revista— diseñada para el Trabajo Final de Grado en la EASD Valencia entre enero y mayo de 2014. Se trata de una publicación cuatrimestral de videojuegos con caracter cultural.

El proyecto abarca desde la creación del naming, el posterior branding y logotipo/cabecera, la maquetación de la revista y toda su presencia en redes sociales.

¿Qué? Para este trabajo final de grado se ha realizado un proyecto ficticio de tipología editorial, más concretamente una revista con temática sobre videojuegos desde un enfoque cultural.

¿Para qué? El principal objetivo de la publicación es poder difundir y apoyar la cultura relacionada con los videojuegos. Llegados a este punto, con casi medio siglo de historia del sector, se puede considerar que ha habido muchas aportaciones como producto cultural, y esta publicación quiere potenciar ese aspecto.

Qué se quiere comunicar:
El tono general de la revista va a ser serio, periodístico, sincero, un poco nostálgico, con un toque de humor (más presente en los propios textos) y sin olvidar que se trata de videojuegos al fin y al cabo.

Cómo se va a comunicar:
A través de los recursos gráficos que se detallarán en el siguiente apartado. En principio, el tono serio y periodístico viene dado por la importancia del texto, así como de su autor; mientras que el toque de juego y nostalgia viene dado por la composición y las imágenes.

Elementos diferenciadores:
En primer lugar, el tono general ya mencionado. La apuesta por la atemporalidad en los contenidos, dando igual importancia a juegos actuales tanto como a los de años atrás. El aspecto gráfico y estético de la publicación, tanto portada como interiores. La calidad tanto del contenido escrito como de la apuesta gráfica o los materiales elegidos.

Portadas:
-Enmarcar la imagen
-Juego con elementos a priori molestos, como el código de barras
-Uso de colores inesperados o inusuales
-Utilización de imágenes extraídas directamente del propio videojuego en cuestión, tratando de buscar una captura lo más atractiva para dicho uso y que sea representativa del mismo, buscando ser lo más fiel al mismo.

En los interiores:
-Juego con el contraste de los fondos
-Uso fotografías e imágenes con presencia y siempre de capturas reales, potenciando el caracter de sinceridad: lo que se muestra es como es. Este es el mismo punto de las portadas, básicamente.
-Juego con la maquetación, para potenciar el caracter lúdico, principalmente con las imágenes.
-Separatas para dividir las diferentes secciones, dando un respiro al lector entre tanto contenido más extenso. En ellas, se pondrán capturas a doble página de videojuegos que tengan alrededor de diez años, para potenciar el caracter nostálgico.
-Uso de dos familias tipográficas que contrasten bien entre ellas.
-Dejar respirar la composición. Equilibrio entre forma y fondo.
-Retículas de dos, tres y cuatro columnas.

Aspectos técnicos:
-Formato de 190 x 254 mm. Cercano al A4, pero diferenciador sin desperdiciar demasiado papel
-Papel estucado 100g para el interior, 300g para la cubierta.
-Encuadernación encolada
-Alrededor de 80 páginas, dado que al tratarse de un número 0 se cuenta con material limitado.

Naming:
Tras varios brainstormings y una selección previa (con candidatos como Select, Modo 7 o VCT), se elige MemoryCard.
MemoryCard se traduce como tarjeta de memoria (objeto en desuso actualmente en el ámbito de los videojuegos al haber sido sustituídos por tarjetas genéricas o directamente discos duros). Servían para guardar partidas, información, etc. No perder los datos, rememorar el pasado, los logros. Encaja con los valores de la revista. De fácil pronunciación, identificación y no está registrado ni se ha usado como nombre para cualquier otro tipo de publicación similar.


Para el logotipo, lo que se buscaba es una tipografía con o sin remates, que tenga rasgos que no sean demasiado comunes. Finalmente, se encuentra la tipografía llamada Midiet. Es su versión con serifas (también existe versión en palo seco), pero sus remates son particulares, dando en general un conjunto con características modernas con un toque clásico. La variante más interesante es la Bold (suelen funcionar mejor para marcas) y sobre todo en caja alta, que es donde la tipografía es más consistente y da mejor apariencia de solidez. La caja baja, por otro lado, parece tener otro tipo de connotaciones, en general más coloquial.
Se realizan en ella varios ajustes, como en la letra M o la Y, así como se diferencian los pesos entre las palabras Memory y Card, quedando esta última en "regular". Una especie de punto con forma rectangular de bordes redondeados es añadida al final a modo de equilibrio, como un pequeño guiño a las propias tarjetas de memoria.














© 2018 Ezequiel Sona. —